Caída del cabello: Causas y tips para su prevención

La caída del cabello es una afección común que debe tomarse con seriedad. Puede surgir por diversos motivos y para tratarla, primero es importante reconocer su origen. Conoce más sobre las causas más comunes de este padecimiento y cómo prevenirlo. 

Las causas de la caída del cabello

  • Cambios hormonales: los cambios hormonales relacionados con el consumo de pastillas anticonceptivas, el embarazo, el posparto, la menopausia o con las alteraciones en la tiroides pueden provocar la afección dermatológica. En ocasiones, el problema se soluciona por sí solo, pero es recomendable consultar con un profesional para evitar consecuencias a largo plazo. 
  • Estrés: los altos niveles de estrés, en especial si se presenta de forma constante, también pueden desencadenar la caída del cabello, ya que es capaz de favorecer el quiebre en la fibra capilar así como causar resequedad, opacidad y problemas en el cuero cabelludo. 
  • Alimentación inadecuada: el cabello necesita de vitaminas, minerales y otras propiedades para regenerarse y mantenerse fuerte. Estos nutrientes se obtienen principalmente de la alimentación, pero si la dieta es deficiente, los folículos pueden debilitarse y desprenderse antes de tiempo y en cantidades excesivas. 
  • Prácticas dañinas: ciertos hábitos pueden interferir en la salud del cabello. Por ejemplo, tirar de las hebras con fuerza al cepillar o peinar puede generar alopecia. El uso excesivo de tinturas o químicos agresivos al igual pueden dañar la fibra capilar desde el interior, siendo una de las causas de la caída del cabello

También existe la alopecia por tracción, que se presenta cuando se llevan peinados muy ajustados de manera frecuente y por períodos extensos. 

  • Cuestiones genéticas: si hay antecedentes familiares de caída capilar, existe el riesgo de desarrollar la afección al envejecer. 

Consejos para prevenir la caída del cabello

En muchos casos, el problema se puede evitar. Basta con modificar algunos hábitos y mejorar la rutina de cuidado capilar.

  • Adopta una alimentación balanceada: esto fortalecerá el cabello desde el interior, lo que se reflejará en el exterior. Es importante enfocarse en comidas ricas en vitaminas y minerales.
  • Un adecuado manejo del estrés: si bien el estrés puede llegar a ser inevitable, es conveniente contrarrestarlo con actividades relajantes como la meditación, caminatas y otros pasatiempos. 
  • Manejo gentil: manipula el cabello con suavidad, evitando los tirones y los peinados muy ajustados. Además, es importante reducir el uso de herramientas térmicas como tenazas o planchas.
  • Tratamientos preventivos: si tienes predisposición genética a la pérdida capilar, puedes combatirla antes de que se manifieste. Un tratamiento para caída de cabello puede ser un excelente auxiliar, un ejemplo es la gama Génesis de Kérastase que fortalece la fibra capilar, impidiendo el quiebre. 

Atender la caída del cabello de manera anticipada puede traer resultados eficaces.